prostitutas en el retiro tipos de feminismo

Este feminismo reviste diferentes formas en los distintos países occidentales: Un resultado notable de estas políticas ha sido el hecho, realmente impensable hace sólo dos décadas, de que mujeres declaradamente feministas lleguen a ocupar importantes puestos en los partidos políticos y en el Estado. Ahora bien, no puede pensarse que este abandono de la "demonización" del poder no reciba duras críticas desde otros sectores del feminismo, y no haya supuesto incluso un cambio lento y difícil para todo un colectivo que, aparte de su vocación radical, ha sido "socializado en el no poder".

En este contexto institucional también cabe destacar la proliferación en las universidades de centros de investigaciones feministas. En la década de los ochenta, la teoría feminista no sólo ha desplegado una vitalidad impresionante, sino que ha conseguido dar a su interpretación de la realidad un status académico. En esta Declaración, las mujeres han mostrado su claro deseo de firmar un nuevo contrato social y establecer de una vez por todas una democracia paritaria.

Ahora bien, esta firme voluntad de avance, y el recuento de todo lo conseguido, no significa que la igualdad sexual esté a la vuelta de la esquina. Tal y como ha reflejado Susan Faludi en su obra Reacción. La guerra no declarada contra la mujer moderna, el patriarcado, como todo sistema de dominación firmemente asentado, cuenta con numerosos recursos para perpetuarse.

Como consecuencia, las mujeres jóvenes, incapaces de traducir de forma política la opresión, parecen volver a reproducir en patologías personales antes desconocidas -anorexia, bulimia- el problema que se empeña "en no tener nombre". Terminaremos esta exposición con una referencia al problema del sujeto de la lucha feminista.

Efectivamente, llevando esta lógica a su extremo, tendríamos que concluir que es imposible generalizar la experiencia de cada mujer concreta. Tal vez sea pertinente concluir con unas palabras de Celia Amorós a propósito de otro debate. Señala esta que autora que tan importante como la desmitificación y disolución analítica de totalidades ontológicas es no perder, al menos como idea reguladora, la coherencia totalizadora que ha de tener todo proyecto emancipatorio con capacidad de movilización.

Rodríguez, "El feminismo francés de la diferencia", en C. Ergas, "El sujeto mujer: En este mismo libro "Pactos entre mujeres". Hemos optado por usar la palabra diversidad para evitar equívocos con el feminismo de la diferencia, que en Estados Unidos se denomina feminismo cultural. Amorós, Crítica de la razón patriarcal, Anthropos, Barcelona , p.

Seguir a mujeresenred Otros textos Temas: Yasmine Ergas ha sintetizado bien la realidad de los ochenta: En estas transformaciones han influido tanto los enormes éxitos cosechados -si consideramos lo que fue el pasado y lo que es el presente de las mujeres- Como la profunda conciencia de lo que queda por hacer, si comparamos la situación de varones y mujeres en la actualidad. Notas [ 1 ] Sin embargo, es preciso señalar que algunas de las feministas consideradas culturales, como es el caso de Kathleen Barry, no se sienten en absoluto identificadas con la etiqueta de feminismo cultural y se consideran feministas radicales.

El problema que no tiene nombre Así se se titula el capítulo primero del libro "La mística de la feminidad" Los feminismos a través de la historia. Antología del pensamiento feminista español: El feminismo a través de la historia I. Feminismo premoderno En este recorrido histórico por la historia del movimiento feminista Las que lo eligen son muy pocas y se supone que por ejemplo, las putas VIP lo eligen con total libertad pero eso no es verdad porque son esclavas de sus lujos y el producto de un capitalismo feroz que nos construye deseos consumistas innecesarios.

En esa época, vivía presa la mayor parte del tiempo. Cuando traían a las prostituidas de los clubs privados, las whiskerías y los bares que tenían arreglos con la policía, esas mujeres se quedaban detenidas solo un par de horas.

Ni siquiera entraban al calabozo, les tomaban las huellas digitales hasta que llegaba el fiolo o el dueño del lugar, que pagaban una multa grande y se llevaban a las chicas de su club. La policía nos aleccionaba sobre las chicas que no eran como nosotras. Después tuve que hacer un trabajo interior muy fuerte para sacarme esa rabia. Me di cuenta de que ese encierro y esa discriminación nos enseñaban a odiar a las otras mujeres. Ellos lo fomentan con mucha crueldad.

Crean distintas categorías de putas. Y esas, le tienen que dar parte de lo que ganan a su fiolo …. Me compré el diario Clarín —a punto de cumplir 17 años- y encontré un aviso: Llamé y me citaron en una oficina de la calle Independencia, en Once.

Me recibió un hombre. Le expliqué que necesitaba el trabajo de camarera, pero no tenía experiencia. Me lo dio y me pagó el pasaje de avión. Al día siguiente, cuando llegué a Río Gallegos me esperaba otro señor con otro cartelito que decía lo mismo que la vez anterior: Me llevó a un bar, donde me recibió una mujer que hoy es una de las grandes traficantes de mujeres del sur de Argentina.

En Santa Cruz la provincia a la que pertenece la ciudad de Río Gallegos hay cinco familias de fiolos que trafican mujeres, manejan toda la provincia y son millonarios gracias a la complicidad de los políticos de Argentina. Por eso, el segundo libro que estoy escribiendo se llama Ni puta ni peronista. Se trataba del prostíbulo VIP de la ciudad en esos años y allí nos explotaban a 10 mujeres muy jovencitas, casi todas de 17 años como yo que veníamos de varias provincias.

Al poco tiempo de llegar me hicieron un bautismo: El bautismo se practicaba con cada puta nueva que llegaba a local. Se probaba toda la carne nueva. Esa noche se hacía buena caja y el local se cerraba para que se llevara a cabo el ritual.

Yo me escapé del prostíbulo, pero te juro que a día de hoy no recuerdo cómo lo hice. Hace dos años ayudé a una menor de 17 años que fue rescatada de uno de esos prostíbulos. Este hombre fue denunciado ante la Justicia, lo detuvieron y a las horas quedó en libertad. La cosa ha empeorado en Río Gallegos desde que fui prostituida allí. Ahora hay 80 prostíbulos, en una ciudad con apenas Por otro lado, el norte de Argentina es la cuna de las putas: Me veo otra vez en la calle.

Volví a esa plaza en el 87, cinco años después de que llegué a Buenos Aires. No sabía en qué día y año vivía… tu cabeza solo funciona para intentar sobrevivir. Arreglamos un precio y nos fuimos a un hotel. Y a muchas las matan porque se niegan a someterse a torturas o violencia extrema.

El tipo me rompió la nariz y el tímpano, toda ensangrentada logré llegar a la puerta y la golpeé fuerte para que me escuchara el conserje. Si no hubiese entrado a la habitación hoy no estaría viva. El conserje llamó a la policía pero la cosa quedó en una mordida que el prostituyente le dio a la policía. Y a mí, en lugar de llevarme al hospital me metieron en un calabozo.

Tuve que llegar hasta ahí para decir: Tuve que romper con la falsa imagen de la puta que va siempre sonriendo, comiéndose la vida en una puta esquina, con ese falso discurso: En esa noche negra me acuerdo que lloré, lloré y lloré; era un monstruo del llanto. Me acuerdo de que en casa había un espejo muy grande, cuando vuelvo en mí después de llorar y llorar durante horas, me veo frente al espejo y creo que fue la primera vez en mi vida que me vi a mí misma.

Esa noche no huí. Por primera vez en mi puta vida no huí, me quedé frente a ese espejo, y lo que me devolvió ese espejo no era la Sonia de 16 años que emigró para buscar un trabajo y progresar. Tampoco me vi la mujer en situación de prostitución de la que hablan las feministas, ni la trabajadora sexual de la que hablan las trabajadoras sexuales que reclaman derechos laborales. Me vi la puta. La puta de todas y de todos.

La puta de la sociedad y del Estado patriarcal. Necesitaba sacar esa palabra de mi cuerpo. Necesitaba decir en voz alta: Fue muy doloroso y por eso respeto y comprendo a las mujeres prostituidas que no se atreven a pronunciarla, a aquellas que dicen trabajo sexual y las que se refieren a las mujeres en situación de prostitución para no decirla… comprendo que rechacen la palabra puta.

Asumir la identidad de puta es lo que me permitió dejar de maquillar la violencia. A partir de entonces empecé a llamar a las cosas por su nombre y esa misma noche tiré a la basura todos mis disfraces de puta: Esa noche me pregunté: En la prostitución no se puede cultivar afectos.

Todo es abuso, todo es comercio. No hay amistad, no hay amor. En la prostitución no hay afecto ni caricias ni abrazos.

Hay manoseos y violencia. Cómo te vas a enamorar de alguien que te manosea, que te viola. Que te paga para penetrarte como él quiere.

Tu cuerpo es alquilado una y otra vez a tu fiolo. Si mi cuerpo no me pertenecía cuando era puta, yo debía recuperarlo, y recuperar significa conocer. Tuve que aprender a acariciar porque la puta no sabe acariciar.

También debajo de la ducha. Cuando empecé a acariciarme a mí misma me di cuenta de que estaba aprendiendo a quererme. Muchos meses me llevó poder decir: Empecé a aceptarme como soy y a tener voz propia. Fue un proceso rico en emociones y sensaciones. La prostitución tiene una dialéctica: Desde entonces trabajo mucho con mi persona y me cultivo, leo mucho, me gusta aquello que tenga que ver con los problemas sociales, la filosofía, aunque a veces no la entiendo, me encanta leer filosofía; también me gusta la psicología.

Todo esto lo conseguí cuando me vi a mí misma. La puta no mira su cuerpo porque su cuerpo es un campo de batalla. Y por eso una lo rechaza. Tuve cinco abortos dentro de la prostitución, por eso también soy una luchadora y defensora del aborto legal, seguro y gratuito. Mi hijo es un gran compañero, desde los cuatro años me acompaña a todas partes, él sabe mi historia.

Nunca le oculté nada, no me gusta ocultar nada de mi vida. Desde que cambié de vida siempre les dejé claro que no podían cruzar la barrera del maltrato.

Por eso yo no odio. Las mujeres me preguntan a veces: La marca de la vergüenza y el dolor que vivimos las putas no es nuestra, les pertenece a la sociedad y a nuestros gobernantes.

Prefiero devolvérselo a la sociedad y a mis gobernantes. Ustedes hagan lo que quieran con eso. Es mi primer viaje a Europa. Al neoliberalismo le conviene que exista el trabajo sexual. Hay un negocio con la prevención y sensibilización de la trata, lo sé porque fui conejillo de Indias de esos organismos internacionales que intentaron convencerme de las bondades del trabajo sexual.

El que decide es el varón prostituyente, el proxeneta, el Estado y los organismos internacionales. La puta acaba su vida siendo puta y pobre. Y muchas mueren solas y sin que nadie reclame sus cuerpos de la morgue.

Eso explica que también los asesinatos de putas no sean considerados femicidios. Nadie habla de eso. No me refiero al encierro literal, sino a sus efectos. Hay que ver lo que encierra la paradoja. El pene es como una picana. Son tan tremendos los efectos provocados en tu cuerpo y en tu mente, que el olvido forma parte de la experiencia que envuelve al campo de concentración. Lo primero que escribí cuando empecé a reconstruir mi vida fue: Para mí también es una necesidad escribir.

Y por eso el sistema necesita vendernos a las mujeres empobrecidas un falso discurso progresista de derechos. Si es que una llega viva a la jubilación. La mayoría de las putas no llega a la vejez. Y si llegas a vieja como puta no vales nada. Las putas viejas cobran una miseria por un servicio. Una mujer que realiza un trabajo sexual no es una mujer sino una boca, una vagina y un ano. A eso nos reduce ese trabajo, no somos personas, no tenemos un cuerpo las putas porque un cuerpo es un todo.

No les importa la salud de las mujeres. La puta no tiene pulmones, no tiene ojos, no tiene sentimientos… Solo tiene boca, vagina y ano.

Llamemos a las cosas por su nombre, le choque a quien le choque.

prostitutas en el retiro tipos de feminismo Se trata de una mujer, de mediana edad, que ejerció durante años la prostitución en la Casa de Campo de Madrid. Invisibilizadas las espaldas y vidas sobre las que recae este trabajo sin el que el sistema se desplomaría. En los campos y plantaciones, en el trabajo y en el castigo, fueron tratadas iguales a los hombres. Miércoles 7 de febrero: Hay un amplio espectro entre ambas cosas. Yo nunca tuve fiolo.

Ser naturaleza y poseer la capacidad de ser madres comporta la posesión de las cualidades positivas, que inclinan en exclusiva a las mujeres a la salvación del planeta, ya que son moralmente superiores a los varones. La sexualidad masculina es agresiva y potencialmente letal, la femenina difusa, tierna y orientada a las relaciones interpersonales. Por ultimo, se deriva la opresión de la mujer de la supresión de la esencia femenina. Esta visón netamente dicotómica de las naturalezas humanas ha cuajado en otros movimientos como el ecofeminismo de Mary Daly y el surgimiento de un polémico frente antipornografía y antiprostitución.

El feminismo francés de la diferencia parte de la constatación de la mujer como lo absolutamente otro. El grupo "Psychanalyse et Politique" surgió en los setenta y es un referente ineludible del feminismo francés.

Las italianas, muy influidas por la tesis de las francesas sobre la necesidad de crear una identidad propia y la experiencia de los grupos de autoconciencia de las estadounidenses, siempre mostraron su disidencia respecto a las posiciones mayoritarias del feminismo italiano. Asó lo hicieron en el debate en torno a la ley del aborto, en que defendían la despenalización frente a la legalización, finalmente aprobada en , y posteriormente en la propuesta de ley sobre la violencia sexual.

Esta propuesta, iniciada por el MLD, la UDI y otros grupos del movimiento de liberación, reivindicaba, entre otras cosas, que la violación pudiese ser perseguida de oficio, aun contra la voluntad de la víctima, para evitar las frecuentes situaciones en que las presiones sobre ésta terminaban con el retiro de la demanda.

Mantienen que la ley del hombre nunca es neutral, y la idea de resolver a través de leyes y reformas generales la situación de las mujeres es descabellada. Critican al feminismo reivindicativo por victimista y por no respetar la diversidad de la experiencia de las mujeres. A cambio, parecen proponer trasladarse al plano simbólico y que sea en ese plano donde se produzca la efectiva liberación de la mujer, del "deseo femenino".

Lo que sí se afirma con claridad es que para la mujer no hay libertad ni pensamiento sin el pensamiento de la diferencia sexual. Es la determinación ontológica fundamental. En este contexto, nuestra pregunta es la siguiente: Yasmine Ergas ha sintetizado bien la realidad de los ochenta:. Efectivamente, el feminismo no ha desaparecido, pero sí ha conocido profundas transformaciones.

En estas transformaciones han influido tanto los enormes éxitos cosechados -si consideramos lo que fue el pasado y lo que es el presente de las mujeres-. Como la profunda conciencia de lo que queda por hacer, si comparamos la situación de varones y mujeres en la actualidad. Invisibilizadas las espaldas y vidas sobre las que recae este trabajo sin el que el sistema se desplomaría. La confluencia debe ser algo así Puedes leerlo completo en: Como bien afirma la autora, "es como si viviéramos en guerra, como si ser nosotras fuera un motivo de persecución, de acoso.

El peligro indivisible de nuestra condición de mujeres que van solas por la calle". En el libro, la autora invita a hacer un pacto a las lectoras y lectores: Prometo que NUNCA dejaré que la culpa de una agresión caiga sobre una amiga, una prima, una conocida o una desconocida de la que oímos hablar en la tele.

Este pacto tiene vigencia desde ahora mismo, mientras lees esto y es para siempre". Santiago de Compostela, 24 de febrero de - Padrón, 15 de julio de Nada puede proteger la marcha de mis pensamientos, y ellos son la ley que rige mi destino".

El viernes 23 de febrero, a las El martes 27 de febrero, de Puedes ver el programa completo en: Día Europeo de la Igualdad Salarial. Enlaces con noticias relacionadas: Da igual tu ocupación o tu formación: La Brecha Salarial engorda la cuenta de resultados de las empresas en Las asociaciones de mujeres denuncian casos de maltrato judicial a las víctimas. Las principales organizaciones de mujeres, como la Federación de Mujeres Progresistas, la Fundación Mujeres y Themis, denuncian casos de maltrato y acoso judicial a víctimas de violencia machista, que no son hechos aislados sino "excesivamente frecuentes".

Así ha evolucionado el feminismo a lo largo de la historia. De las sufragistas a la marcha por la mujer en Estados Unidos en enero de así han ido conquistando sus derechos las mujeres. Las increíbles historias de 30 íconos del feminismo de todos los tiempos. Share on Google Plus. El video que muestra cómo la lava ya toma las calles de Hawaii.

Agencia de cooperación de EE. Kanye West pagó 85 mil dólares por una polémica foto de Whitney Houston. Quién es Loris Karius, el arquero que falló ante el Real Madrid en la final de la Champions League y lloró al pedir perdón a los hinchas del Liverpool.

Morgan Freeman volvió a pedir disculpas, pero se defendió: Ariana Grande reveló su nuevo tatuaje en honor a las víctimas de Manchester. Así fue el espectacular show de Dua Lipa en la previa de la final de la Champions League. La desoladora frase de Loris Karius: Mi hija me hacía sentir culpable por volver al trabajo: Hay seis tipos de heterosexuales que tienen ligues homosexuales.

Mujer asegura que Oreo le debe USD mil por crear el sabor cereza-cola. Acompañé a una chica gitana a reconstruirse el himen. Plogging, la movida runner con conciencia ambiental que crece en Argentina. Desde Marruecos hasta Japón: El lado no tan dulce de La Gran Manzana. Las espectaculares fotos de las explosiones en el sitio de pruebas nucleares de Kim Jong-un.

Las primeras fotos oficiales de la boda de Meghan Markle y el príncipe Harry. Cómo se gestó la liberación de Joshua Holt, el estadounidense preso en Caracas durante casi dos años. Jóvenes de Parkland apoyan boicot a supermercado por donaciones a político.